miércoles, 29 de abril de 2009

.

PROGRAMA DE FORMACIÓN DE FORMADORES DE INTÉRPRETES DE SORDOS ORGANIZADO POR LA FMS y la UNESCO

Índice

Jornada Inaugural
Conferencia de Asger Bergmann
Conferencia de Graciela Alisedo
Panorama actual de la interpretación en LSB – español en Bolivia
Panorama actual de la interpretación en LIBRAS – portugués en Brasil
Panorama actual de la interpretación en LSCh– español en Chile
Panorama actual de la interpretación en LSC – español en Colombia
Panorama actual de la interpretación en LSEC – español en Ecuador
Panorama actual de la interpretación en LSE – español en España
Panorama actual de la interpretación en LSP –español en Paraguay
Panorama actual de la interpretación en LSP – español en Perú
Panorama actual de la interpretación en LSV – español en Venezuela
Conferencia de Luis Morales
Conclusiones sobre el papel del usuario en una situación de interpretación
Principales conclusiones y recomendaciones
ANEXO



Jornada Inaugural

Asger Bergmann en nombre de la Federación Mundial de Sordos, José Dobrzalovski en nombre del CINDE1, Centro de Investigación y Desarrollo para la Persona Sorda, Laura Sosa, de la Asociación de Sordos de Uruguay, dieron la bienvenida a los participantes 2 iberoamericanos de este programa de formación de formadoras de intérpretes y al público presente, entre quienes se encontraba Cira Morán, responsable de la Secretaría Suramericana de la Federación Mundial de Sordos.
El representante del Ministro de Educación y Cultura, Antonio Mercader, se refirió a la tradición de la educación como factor de cohesión social y ciudadanía. Para la tradición, la escuela uruguaya se ocupó de igualar de acuerdo con una matriz única. El desafío actual consiste en conservar esa igualdad pero haciéndose cargo de personas con códigos culturales distintos y otras necesidades para interactuar. El MEC 3 se manifestó a favor de esta iniciativa de formación que aspira a lograr equipos de trabajo para impulsar políticas públicas con un impacto en la comunidad y en la educación formal en Uruguay y también en otros países. Es tarea además de este organismo, reglamentar los artículos de la ley 17.378 4 que atañen a la educación.

Volver Arriba

Conferencia de Asger Bergmann

La intervención del especialista danés, docente del Centre for Sign Language and Sign Supported Communication de Copenhague 5, giró alrededor de la figura del intérprete, de distintas anécdotas que presentaban distintas reacciones por parte de los intérpretes y de personas sordas que recurrían a sus servicios y de la evolución de los programas de formación de intérpretes en los países nórdicos.
Entre las anécdotas, contó el caso del intérprete que acompañaba a un aspirante a sacar el registro de conductor y corregía sus respuestas equivocadas. O del intérprete que traducía oralmente la intervención de una persona sorda que se expresaba con gran velocidad y al no poder seguirla le sacudió el brazo para que fuera más lenta, lo que provocó el enojo del sordo. O el de la intérprete africana que llegó a su lugar de trabajo con su bebé a sus espaldas y en plena tarea le dio el pecho. O del intérprete que acompañaba a un estudiante universitario a sus clases. El sordo se quedaba dormido y el intérprete dejó de trabajar. Al despertarse, el sordo se enojó con él porque al intérprete le pagaban para interpretar.
Bergmann comentó que hace 30 años, cuando él comenzó a trabajar en el campo de la interpretación se pensaba que era suficiente con que una persona supiese la LS para ser un buen intérprete. Con el tiempo quedó claro que se necesita más: conocer sobre la lengua oral y conocer sobre el tema que se está interpretando.
Antes de 1970 no había intérpretes profesionales. Estaban los que trabajaban con los sordos y los familiares, especialmente hijos oyentes de padres sordos. La Comunicación Total comienza a difundirse y con ella el reconocimiento de la LS. Existían otros movimientos paralelos: el hippismo, el orgullo negro (black power), el movimiento de liberación femenina. Los discapacitados copiaron eso. A esto continuó la identidad sorda y el orgullo por la LS. Se reclamaba el derecho a tener intérprete.
Las investigaciones lingüísticas sobre las LS demostraron lo que antes no se sabía. Las asociaciones de sordos comenzaron a formar intérpretes y otorgar certificaciones.
Durante el congreso de la FMS de 1987 en Finlandia, Helsinki, se pidió a especialistas norteamericanos que realizaran un cuestionario sobre el estado de la LS. El resultado fue el siguiente:



SI
NO
?
¿Tiene su país intérpretes?
37
5
-
¿Tienen una organización de intérpretes?
20
21
1

Asger comentó que había observado en varios países que visitó que las asociaciones de sordos y las asociaciones de intérpretes se enfrentaban, algo que no ocurría en los países nórdicos. Otros profesionales tienen sus propias organizaciones, ¿por qué no entonces admitir que los intérpretes tuviesen su propia asociación? Asger intentó explicar esta reacción porque en general las asociaciones de profesores de sordos trabajan independientemente de los sordos, como las asociaciones de padres de sordos. Entonces, los sordos se dijeron: ¡los intérpretes son nuestros!
Pasaba lo mismo con las investigaciones de la LS que se desarrollaban en las universidades y que no eran bien vistas por las asociaciones de sordos que tenían escasa participación. Los sordos tenían miedo de ser desplazados.
En la Conferencia de la FMS de Tokio, Japón (1991) se observó una expansión del interpretariado. La FMS apoya y estimula la formación de intérpretes en todo el mundo. Formar buenos intérpretes permite la equiparación de oportunidades.
Pero, ¿qué es un buen intérprete?
Los opiniones de los participantes son diversas: alguien que respeta a la persona sorda y lo que dice; un profesional que es respetado no sólo como objeto de admiración sino porque permite que se den lugares de igualdad, alguien que trabaja brindando un servicio de calidad; una persona que es importante que nos da y a quien damos información. Que trabaja con paciencia, amor y ayuda; alguien que es necesario para los niños en las escuelas

¿Cuáles son las cualidades de un buen intérprete?

Además de saber la LS y la LO, Bergmann sugiere las siguientes cualidades:
Flexibilidad
Objetivdad
Autodisciplina
Puntualidad
Responsabilidad

Por otra parte, la ética de la interpretación se basa en 4 principios fundamentales:
Fidelidad
Imparcialidad
Discreción
Profesionalidad

La frontera de la neutralidad es la más difícil de no cruzar. Con frecuencia la situación se impone. Hace más de 30 años, en sus años de estudiante universitario, cuenta Bergmann, tenía una intérprete que actuaba como una madre. Le hacía comentarios sobre el profesor y cuando juzgaba que no valía la pena traducir, sacaba sus agujas y se ponía a tejer en clase !!! Eso sí, un pulóver para él. Ante nuestra incredulidad, Bergmann nos aseguró que la anécdota era real.
Evolución de los programas de formación

Sobre los programas de formación de intérpretes, Bergmann comentó que los primeros contemplaban las enseñanza de la LS hasta cierto nivel y luego una orientación a la interpretación. Las asociaciones de sordos comenzaron con formaciones de fin de semana y luego daban certificaciones pero al intentar validarlas y contratar al intérprete con un sueldo, la formación de 30 horas y en asociaciones no era aceptada. Se modificó entonces el programa y se aumentaron las horas: a 200 y todavía en asociaciones, pero no fue suficiente.
Actualmente dura de 3 años y medio a 4 en una formación de tiempo completo (promedio de 6 horas semanales). Estos programas son validados por el Ministerio de Educación después de una evaluación. Del mismo modo que existe una oferta de programas de interpretación en lenguas extranjeras (inglés, francés, etc.), se publica en las guías de estudiante, el programa de formación de intérpretes de LS.
En países como Dinamarca, Suecia y Finlandia, los oyentes que ingresan al programa parten de cero. La matrícula es de 25 alumnos por curso, con un total que disponen de cabinas dotadas con audio y video en sus laboratorios de práctica. Según el MEC danés se trata de una formación cara.
¿Quiénes son los formadores?
Equipos compuestos por pedagogos, lingüistas, oyentes y sordos. Pues es necesario lo siguiente para cualquier programa de enseñanza y entre diferentes organizaciones.

Cooperación
Formación / capacitación
Trabajo en equipo
Flexibilidad
Honestidad
Concientización del usuario
Confianza
Franqueza
Respeto mutuo
Humor

Asger Bergmann ab@kc.dk

Volver Arriba

Conferencia de Graciela Alisedo

La lingüista argentina se refirió a la necesidad de afianzar la primera lengua de los intérpretes de lengua de señas y al proceso de sinonimia o de equivalencia. Como parte de su tarea se desarrolla en el CINDE, hizo alusión concretamente al español de Uruguay.
Su planteo fue lingüístico y psicolingüístico pues en el desarrollo del programa de intérpretes advirtieron que los intérpretes manejaban con mayor técnica la LS y con menor la LO. Es decir que parecería que la LO que poseen los intérpretes, a pesar de ser la lengua materna de la mayoría, no es la misma que la que se le exige a un intérprete de lenguas extranjeras. El discurso en lengua oral no tiene la misma calidad que tiene en LS.
La razón quizás se deba a que el intérprete recibió una mayor formación en LS, lengua que analizó con mayor detenimiento que a la LO de la que desconoce los recursos: el intérprete necesita reflexionar sobre la LO. Los fragmentos en LS deben ser reemplazados en la LO no sólo por el vocabulario sino también por todos sus componentes
Por esto, Alisedo mencionó el concepto de ductilidad / adecuación / sutileza que asemejó a la flexibilidad propuesta por Bergmann pero aplicada al contenido del mensaje en LO. Un buen intérprete es aquel que conoce 2 lenguas y sus respectivas prácticas comunicativas; una persona que es capaz de establecer relaciones entre el universo del significado, el universo de las señas y el universo de los sonidos (Para el caso de la escritura, se agrega el universo de los grafemas)
Alisedo también mencionó la necesidad de mantener en la interpretación los regionalismos y los niveles de lengua. “Baranda” no es lo mismo que “mal olor”. Existe en el primer término una valoración peyorativa.
Bergmann intervino para mencionar el componente cultural necesario para la formación de intérpretes y dijo que en general, cuando un oyente conoce a otro, lo primero de lo que habla es del trabajo, luego de un hobby y finalmente de lo privado. La elección de los temas de conversación es exactamente la contraria para el sordo. Y comentó la historia de un sordo que había leído en el diario que un ministro (oyente) acaba de ser padre. Más tarde lo encontraría en su lugar de trabajo. Cuando se lo presentan lo primero que preguntó fue: cómo está el bebé, si el parto había sido bueno y si ya se habían ido del hospital. El ministro quedó sorprendido ante tanta familiaridad y le preguntó sobre su trabajo. El sordo no entendía porqué alguien se interesaría por un trabajo de barrendero. Y el que quedó en medio de este choque cultural fue el intérprete.
Ante este conflicto, los participantes y disertantes acordaron en la necesidad de una formación de usuarios Si el conflicto es espontáneo, convenía aclararlo y que en estos casos, el intérprete tenía un papel orientador. También era necesario diferenciar los roles y dejar en claro que correspondía a cada uno.
Recurrir a un intérprete profesional debe volverse un hábito (habitus en el sentido sociológico) y el intérprete debe ser entrenado para diferentes tratos con diferentes usuarios.

Graciela Alisedo galisedo@fibertel.com.ar

Volver Arriba

Panorama actual de la interpretación en LSA – español en Argentina

Introducción

La formación de formadores de intérpretes de lengua de señas – lengua oral, tema que nos convoca en este encuentro de Montevideo, resulta un punto crucial tanto para la comunidad sorda como para la comunidad oyente. Crucial porque la intervención del intérprete es uno de los medios para permitir el fluído intercambio de información y comunicación entre ambas comunidades.
Ahora bien, debemos reconocer que se trata de una actividad relativamente reciente en nuestros países de América latina y particularmente en Argentina.
En ámbitos tanto asociativos como educativos universitarios, se admite la necesidad de una sólida formación de intérpretes para resolver con solvencia profesional los desafíos de la intervención interlingüística e intercultural. En diversos puntos del país, varios grupos interdisciplinarios trabajan a través de diferentes propuestas de formaciones de intérpretes. Lenta pero inflexiblemente una pregunta se impone entre los formadores sordos y oyentes de intérpretes: ¿ qué debo saber yo para que el otro pueda saber y saber hacer ? En otras palabras, ¿ cuáles son las habilidades, saberes o competencias que debe poseer el formador de intérpretes de lengua de señas – lengua oral ?
La respuesta a esta pregunta, pensamos, es una respuesta socio-cultural, sujeta a la dinámica de la cultura que le dio origen y a su vez, es un incentivo y un resultado del devenir histórico.
Nuestro informe tiene tres ejes. Ingresaremos al tema a partir de la situación de la LSA desde la Segunda Conferencia Latinoamericana de Buenos Aires, realizada en 1985. Esto nos permitirá situar el contexto socio-histórico en el que se desarrollan los diversos servicios de interpretación, tema que abordaremos en el segundo eje. Para dar cuenta de la organización y la gestión de los programas actuales de formación de intérpretes recurrimos a encuestas, entrevistas y documentos que resumimos en el tercer eje.


Situación de la LSA desde la Segunda Conferencia Latinoamericana de Buenos Aires, 1985

Como señalan las investigadoras argentinas Massone y Simon 6 a partir de la concepción de los sordos como una minoría lingüística es que los científicos sociales desde la década del 60 se plantearon alterar su situación existencial y educativa ya que ésta partía de una concepción diferente de sordo. Se propone, pues el modelo bilingüe – bicultural que parte de la concepción socio-antropológica de la sordera.
Reconocemos 7 que los estudios sobre la lengua de señas argentina, LSA, se iniciaron alrededor de 1985, coincidentemente con la realización de la Segunda Conferencia Latinoamericana de Sordos en Buenos Aires.
Las primeras publicaciones de los trabajos científicos de la LSA que presentaron la problemática sociolingüística del sordo y una crítica a los cuestionamientos folklóricos a la LSA demostraron la autonomía de la lengua de la comunidad sorda argentina.
Las autoras Massone y Machado 8 advierten que el análisis gramatical de la LSA responde a una motivación práctica y radica en la necesidad de registrar y describir la lengua de señas como una valiosa herramienta educativa, como base de datos para futuros análisis y como un modo de legitimar la lengua. La importancia práctica de la investigación en lengua de señas, en este contexto, se focaliza en la lingüística aplicada a la educación del sordo y a la enseñanza de la lengua de señas tanto a sordos como a oyentes.
Los primeros cursos 9 de LSA financiados por los mismos interesados datan de la misma época. Pioneros en esta actividad, implementaron cursos en Buenos Aires y luego en diversos puntos del país adoptando una modalidad itinerante con jornadas de formación intensiva. Organizados por personas oyentes, vinculadas existencial y profesionalmente con personas sordas, con el tiempo incorporaron a su plantel educativo instructores sordos.
Poco a poco, se agregaron cursos en asociaciones de sordos que se vienen desarrollando paralelamente con los dictados en instituciones de enseñanza privadas (escuelas de LSA) creadas con tal fin y con otros cursos auspiciados por las direcciones nacionales y provinciales de enseñanza inicial–primaria, secundaria, terciaria y especial a través de convenios y de la red de capacitación contínua para educadores. También existen cursos realizados por otras organizaciones no gubernamentales (citemos como ejemplo a las asociaciones de padres de niños sordos, la Cruz Roja, etc. ) y auspiciados por municipalidades y sindicatos locales y otros, organizados desde las secretarias de extensión universitaria de varias universidades nacionales y privadas. Siguiendo los avances de la lingüística aplicada, Curiel y Makotrinsky 10 explican que la enseñanza de la LSA debería orientarse a una metodología de enseñanza de segundas lenguas desde una postura comunicativa, para eliminar absolutamente el método tradicional que se utiliza en la mayoría de las instituciones en donde se enseña la LSA en nuestro país, y que se basa en la memorización de listas de señas con su correspondiente traducción a la palabra en español.
Si bien es cierto que la propuesta didáctica de los diversos cursos básicos de LSA fue variando con el tiempo, también debemos admitir que las metodologías, a veces antagónicas, conviven a través de las diferentes procedencias y formaciones de los instructores oyentes y sordos que intervienen en estos programas.
Al finalizar el curso básico de aproximadamente tres años se imponía la formación de intérpretes, demanda que se acrecentaba por medio de los pedidos de las comunidades oyente y sorda.
A comienzos de la década del 90, los programas educativos de integración y atención a la diversidad comenzaron a reclamar la presencia casi permanente de intérpretes en formaciones, cursos y clases destinados a alumnos y estudiantes sordos.
Además, la comunidad sorda continúa haciendo oír sus reclamos a través de leyes para que se los reconozca, no sólo como integrantes de un colectivo con necesidades especiales, sino para que se identifiquen y superen sus específicas barreras comunicacionales dentro del marco de la igualdad de oportunidades. Mencionemos los antecedentes de modificación de legislaciones en las provincias de Mendoza, Entre Ríos, Buenos Aires y ciudad de Buenos Aires.
Quienes brindaban el servicio de interpretación en LSA – español advirtieron que el terreno de intervención, hasta ese entonces muchas veces ocasional y voluntaria, se volvía cada vez más complejo.
La interpretación de LSA – español que ocupaba fugazmente algún espacio en las jornadas y conferencias de la problemática de la sordera se volvió tema específico de encuentros, seminarios, talleres y publicaciones.
En 1994 se realiza en Córdoba el Primer Seminario Nacional de Intérpretes del lenguaje de señas, seguido en 1995 por el Segundo Seminario Nacional para Intérpretes y Estudiantes de LSA en Buenos Aires.
Paralelamente a estos encuentros surge la iniciativa de organizar una asociación de intérpretes a nivel nacional: ANILSA, Asociación Nacional de Intérpretes de Lengua de Señas Argentina, tentativa que no prosperó a nivel nacional pero que dio lugar a la Asociación Mendocina de Intérpretes de Lengua de Señas Argentina, AMILSA, que fundada en 1996 obtiene su personería jurídica 11constituyendo así como la primera institución legalmente constituída en el país que agrupa a los mencionados profesionales 12

Servicios de interpretación en LSA – español

El campo de acción del intérprete de LSA – español crece en directa proporción a las necesidades de participación social de las personas sordas.
En un gran número, los servicios de interpretación son ofrecidos por profesionales de la educación especial que realizaron cursos de LSA orientados a la interpretación; por familiares de personas sordas con un buen dominio de la LSA, y por otras personas que se acercaron a la comunidad sorda y desarrollaron allí sus habilidades lingüísticas.
En la actualidad, el intérprete interviene en distintas situaciones de intercambio lingüístico: en los diferentes niveles educativos formales e informales; en tribunales y centros de gestión y participación comunitaria; en centros de salud; en medios de comunicación social; en encuentros oficiales y culturales; en congresos científicos, y en oficios religiosos.
La gestión de contratación y retribución del servicio de interpretación es variada. Desde el pago por parte de la persona sorda necesitada del servicio hasta la contratación del intérprete por medio de organismos públicos o privados. La relación laboral puede establecerse a través de contratos puntuales o mediante una relación de dependencia laboral que le brinda además los beneficios sociales (vacaciones, obra social y aportes jubilatorios)
Con frecuencia, los organismos públicos y privados acuden a las asociaciones de sordos para pedir nombres de intérpretes con quienes establecen luego las condiciones de trabajo. Otros servicios, particularmente los religiosos, se brindan de forma gratuita.

Actual formación de los intérpretes de LSA – español

Para dar cuenta de la organización y la gestión de los programas actuales de formación de intérpretes recurrimos a encuestas, entrevistas y documentos que resumimos en este tercer eje que reconocemos, no es exhaustivo.
En Argentina existen varios programas de formación de intérpretes que se brindan a través de asociaciones de sordos y de instituciones de enseñanza privada que también se dedican al dictado de los cursos básicos de LSA.
Todos son financiados a través de aranceles a cargo de los estudiantes que ingresan al programa después de haber concluido su formación media y con un conocimiento básico de la LSA. Recordemos que algunos programas complementan con una orientación y práctica de la interpretación el tercer o cuarto nivel de su oferta inicial.
En el caso de ofrecer una formación terciaria no universitaria ésta tiene una duración de 4 años con una carga semanal de 3 horas . El egresado de este programa de 108 horas anuales a lo largo de 4 años y después de 432 horas obtiene el título habilitante de técnico de interpretación de LSA 13 provisto por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
La Municipalidad de Avellaneda está desarrollando un programa que dura 4 años con una carga horaria total de 768 horas. Recién en el 2002 egresarán los primeros intérpretes
Los contenidos giran alrededor de ejes recurrentes: Historia y Cultura de la Minoría sorda, Mecanismos gramaticales de la LSA y del español y Técnicas de interpretación.
Algunos programas plantean además el Análisis del Discurso, Gramáticas Comparadas y Teorías de la Interpretación 14
Existen varios proyectos para nuevas formaciones. A modo de ejemplo, la Asociación Mendocina de Intérpretes de LSA, AMILSA presentó un anteproyecto para la creación de una carrera universitaria para intérpretes de LSA – español ante la Facultad de Educación Elemental y Especial de la Universidad Nacional de Cuyo. La Asociación de Sordos de Mar del Plata presentó un programa de lengua de señas y cultura sorda a la Red Federal de Formación Docente
Para los docentes, instructores y profesores sordos y oyentes, el perfil del egresado los orienta a formar profesionales con solvencia interlingüística y capacidad de intermediación intercultural que actuan de acuerdo con normas profesionales.

Contactos Emilia Machado (S), cas-arg@tutopia.com

Rosana Famularo (O), rofml@unlm.edu.ar

Volver Arriba

Panorama actual de la interpretación en LSB – español en Bolivia

Existen intérpretes empíricos, Miguel Larrazabal hizo una clara distinción entre capacitación – certificación y formación – titulación. En la actualidad no existe titulación para intérpretes de LS. Es decir no reciben todavía ningún diploma con validez para el Ministerio de Educación de los países respectivos. Existe un agrupamiento de intérpretes pero sin pedido de personería jurídica. La Federación de Sordos de Bolivia, FEBOS, es co-responsable de la formación de intérpretes y cursos de LSB

Contactos
Arturo Ruescas (S), febos17@hotmail.com

Miguel Larrazabal (O), miguelarrazabal@hotmail.com

Volver Arriba

Panorama actual de la interpretación en LIBRAS – portugués en Brasil

Brasil es un país muy extenso con muchos estados donde las condiciones de enseñanza son distintas. En Rio Grande do Sul hay dos cursos de formación (el tercero empezará en noviembre), en Minas Gerais hubo uno pero la gran mayoría no ha hecho ninguno.
Todos los cursos de intérpretes deben ser en convenio con la FENEIS (Federación Nacional de Educación e Integración de Sodos). Algunos reciben financiamiento a través de organismos federales, otros son de iniciativa privada como el organizado por la Universidad Luterana de Brasil ULBRA en sociedad con la FENEIS.
Contenidos: Etica, Lingüística (general y de la LS), expresión corporal y teatro; taller de traducción e interpretación; cultura y sociedad sordas; escritura de la lengua de señas (Sign Writing) 16
Duración: empezamos con cursos rápidos de 80 horas organizado y dictado en FENEIS, actualmente tenemos uno de 1630 horas en la Universidad.
Requisitos de Admisión al programa: mínimo secundario (con preferencia estudios superiores), mayores de 18 años y fluidez en la LS, evaluada a través de entrevistas con sordos profesores de la LS e intérpretes anteriormente reconocidos.
No existe un servicio unificado de interpretación, pero esto sucede según el estado. En Rio Grande do Sul el servicio es ofrecido por la FENEIS; en Río d Janeiro, 6 intérpretes contratados por la FENEIS, otros particulares; en lugares donde no existe el servicio, los familiares, personas ligadas a entidades religiosas e intérpretes, reconocidos por las asociaciones de sordos se hacen cargo de las interpretaciones,
Las asociaciones de sordos no toman parte en la formación de intérpretes de LS y las instituciones gubernamentales limitan su participación en el financiamiento. En Brasil no existen asociaciones de intérpretes de LS, los intérpretes integran un sector de la FENEIS.

Observaciones

Hace más o menos 20 años que los primeros intérpretes empezaron a actuar en Brasil. Este hecho coincidió con la adopción de la Comunicación Total en una escuela de sordos de Porto Alegre. Las interpretaciones comenzaron informalmente con una demanda nueva ocasionada por el reconocimiento de la existencia de la LS. Los primeros intérpretes actuaban también en iglesias. El reconocimiento de la LS originó un nuevo tipo de sordos, comprometidos con su lengua y conscientes de sus derechos como personas. Antes los sordos precisaban hablar, hacer mímica o nada.
Cuando en 1995 estos pioneros ingresaron a la universidad luchando por la LS provocaron una presión para que la sociedad los viera de forma distinta, no como enfermos, pero si, como usuarios de otra lengua.
Hoy son más de 50 los sordos que estudian en la primera universidad que los aceptó con su lengua y les contrató intérpretes, en otras partes se comienza a hacerlo.
Con eso hay una demanda creciente de intérpretes de LS que pasa a ser una profesión.
Como profesión muestra fragilidad: hay mucho para superar y nos parece de gran importancia este encuentro para que tratemos de aprender los unos con los otros, especialmente nosotras que estamos empezando, con ustedes que tienen mayores recursos y experiencia.

El respeto al sordo es fundamental y muchas veces no ocurre
La mayoría de los intérpretes son o eran profesores de sordos, de ahí las interferencias en el discurso del sordo con actitudes de sobreprotección o de dominación
Los sordos universitarios tienen dificultades con los contenidos que los intérpretes no dominan, más todavía los sordos que hacen maestrías y doctorados.
Personas no calificadas se rotulan a sí mismas “intérpretes” y actuan libremente ocurriendo que los sordos, muchas veces, no tienen fuerza para protestar.
Los servicios públicos no cuentan con el cargo de intérprete. La municipalidad de Porto Alegre tiene 2 intérpretes contratados pero exclusivamente para su uso. Muchas veces los sordos tienen absoluta necesidad de un intérprete y lo que queda es improvisar

Es preciso seguir luchando políticamente para reglamentar y calificar la profesión de intérprete.

Contactos

Marianne Rossi Stumpf (S) stumpf@qbnet.com.br

Maria Cristina Pires Pereira (O) macripiper@hotmail.com

FENEIS (Oficina Regional de Rio Grande do Sul) feneisrs@ig.com.br
Rua Castro Alves 442
Rio Branco CEP 9030-130
Porto Alegre /RS
Fax 51 3321 4334

Universidade Luterana do Brasil – Centro de Estudos Surdos
Curso para Formacao de Tradutores / Interpretes em LIBRAS
http://www.ulbra.br/ces/apresenta.htm

Comentarios

La FENEIS otorga un certificado pero se reconoce que son provisorios. No hay un mismo currículo para la formación en Brasil. Está más desarrollado en el sur. Los intérpretes están afiliados a la Feneis. Existe el proyecto de una formación universitaria para intérpretes a partir del 2002 en la Universidad Luterana de Porto Alegre bajo la coordinación de Ronice Muller de Quadros

Lista de discusión para IL de LIBRAS www.grupos.com.br/grupos/interprete-de-libras

Volver Arriba

Panorama actual de la interpretación en LSCh– español en Chile

Actualmente en Chile se carece de un programa de formación de intérpretes organizado y coordinado, tanto por estamentos gubernamentales y/o en conjunto con la comunidad e personas sordas. Algunas instituciones que trabajan con personas sordas tales como asociaciones y agrupaciones imparten cursos de LS para personas oyentes interesadas en colaborar y dispuestas a trabajar en forma voluntaria para suplir las necesidades de interpretación. Estos cursos se han hecho extensivos a padres y profesores, especialmente debido a su papel de agentes primarios en la educación del niño sordo.
Existen escasos servicios de interpretación en Chile: son 4 ó 5 intérpretes.
Las necesidades de interpretación en LS son consideradas en casos muy puntuales tales como congresos, seminarios y otros eventos similares. Quienes ofician de intérpretes, por lo general, realizaron cursos de LS sin ninguna preparación posterior en el proceso de interpretación, trabajan de forma voluntaria y no perciben remuneración alguna. Las necesidades particulares y las que debieran ser cubiertas en los servicios públicos del gobierno, se hacen a través de favores personales y crean una relación de dependencia con la persona sorda. En las regiones Norte y Sur del país, tener una persona que oficie de intérprete es un privilegio rayano en la utopía.
Las personas oyentes en estrecha relación con personas sordas, tales como familiares cercanos profesores o personas que han asistido a cursos de LS de diversas entidades, asumen el papel de intérprete de LS. No existe un trabajo de asesoramiento y coordinación por parte de la asociación de sordos o de la comunidad de personas sordas, ya que surgen estos intérpretes de forma espontánea para afrontar la necesidad del momento. Muchos de estos “intérpretes” oyentes son llamados directamente y se les requiere sin intervención de las asociaciones de sordos. Esto se debe en mayor medida al desconocimiento existente en la sociedad sorda en el papel activo que debe cumplir en la formación de intérpretes y en las metodologías de trabajo más adecuadas para lograrlo.
La Asociación de Sordos de Chile, “Asoch” cuenta con un Departamento de Cultura y Educación que pone a disposición de los socios talleres de mimo y pantomima, talleres de arte, biblioteca de estudio, apoyo pedagógico a alumnos sordos integrados en establecimientos de enseñanza regular así como también imparte cursos de LS divididos en 3 niveles de trabajo: Básico, Avanzado y Superior con una duración de 4 meses en cada nivel, los que se distribuyen en 64 horas reloj teórico-práctica y 16 horas de trabajo práctico en conjunto con miembros de la comunidad sorda.
La idea de capacitar al término de este curso a los potenciales intérpretes lamentablemente no hemos logrado avances significativos a este respecto por falta de interés, carencia de metodologías orientadoras en el proceso de formación así como el tropiezo que nos encontramos al enfrentar una LS no reconocida en Chile como lengua oficial de comunicación entre las personas sordas. No existe participación directa del Gobierno de Chile en la formación ni gestión de servicios de intérprete. Solo se capacitaron en LS a funcionarios del FONADIS (Fondo Nacional de la Discapacidad). También se capacitaron a funcionaros del INP (Instituto de Normalización Previsional) por instructores particulares, algunos de los cuales son personas oyentes que actúan independientemente de la comunidad de personas sordas
En la actualidad se ha formado en Chile, una agrupación denominada Agrupación chilena de instructores e intérpretes de LS, ACHIELS, entidad que actúa en forma independiente integrada por particulares sordos quienes actúan autónomamente sin la participación directa de la comunidad de sordos en general. No se trata de una institución dependiente ni reconocida por la ASOCH, Asociación de Sordos de Chile. No tiene compromiso alguno ni apoyo con nuestra institución que es la única reconocida por el Gobierno de Chile y la FMS.
Hasta el momento, en los 4 ó 5 años de existencia las asociaciones desconocen su papel en la formación de intérpretes o de servicios de intérpretes puestos a disposición de la comunidad sorda. Solo se evidencia la existencia de cursos de LS dictados por particulares. No se han dado informes ni difundido investigaciones provenientes de esta organización.

Conclusión final

En Chile, vivimos actualmente un proceso de transición en la comunidad sorda: las asociaciones, agrupaciones y organizaciones se han visto separadas por mucho tiempo a raíz de las diferencias y la distancia entre unas y otras. Nos hemos unido en la actualidad para crear una fuerza común en la lucha por nuestros derechos que buscan erradicar ala discriminación, aceptar nuestro idioma oficial, hacer respetar las leyes que nos avalan, entre muchos otros objetivos. Este trabajo conjunto tiene como fin último la creación de la Federación de sordos de Chile, como única institución que nos represente ante el Gobierno con el respaldo de todas las asociaciones, agrupaciones y corporaciones de sordos chilenos.
Con el fin de regular al mismo tiempo que los cursos de LS sean dictados al mismo tiempo bao el apoyo y supervisión de la comunidad sorda, evitando así que tanto instructores sordos como oyentes entreguen cursos inadecuados basados en el ánimo de lucro personal. Una entidad como la Federación de Sordos de Chile podrá cumplir con el papel de asumir, corregir, coordinar y reconocer la LS para lograr más temprano que tarde la tan ansiada formación de intérpretes de LS que con tanta urgencia necesitamos los sordos en nuestro país.

Contactos

Luis Alexis Vergara Estibill (S) sordosdechile@hotmail.com alexis_vergara@hotmail.com

Andrea González (O) andreagv@123click.cl

Comentarios

Existen clases integradas. Hace 10 años en el sur del país una madre voluntaria trabaja como intérprete. En Santiago hay un liceo con 20 sordos en integración con intérprete hipoacúsico. Hay maestros de apoyos y fonoaudiólogos. Existe una agrupación de intérpretes e instructores pero sólo trabajan 2 personas. Se realiza una interpretación del panorama legislativo en televisión

Volver Arriba

Panorama actual de la interpretación en LSC – español en Colombia 15

Como antecedente en 1984 comienza el reconocimiento de la LS y FENASCOL diseña, con el apoyo de Gallaudet, 2 programas: uno de curso de LS y otro de formación de intérpretes.
El nivel básico constaba de 4 cursos de 40 horas c/u: total de 160 horas
2 cursos complementarios de gramática con 40 horas c/u: total de 80 horas
3 cursos de nivel avanzado de 35 horas c/u: total de 105 horas
Selección de instructores sordos: persona que se identifique como sordo, que conozca la LS, que le guste enseñar. Además se preparan materiales (bibliografía, videos, folletos informativos). Después de 11 años de enseñanza de LS, en 1997 se creó un programa para la capacitación de intérpretes que llevó a cabo FENASCOL, el Instituto Nacional para sordos, INSOR, la Asociación de Sordociegos de Suecia y el Departamento del Lenguaje de la Universidad del Valle
El diseño del proyecto contó con la aprobación del BID y la FENASCOL proveyó 2 profesores. El INSOR fue la entidad oficial que aportó el espacio físico y los laboratorios audiovisuales. La Asociación sueca aportó el entrenamiento y la asesoría y la Universidad del Valle, su aval académico y docentes.
Se capacitaron así 31 intérpretes. No se trató de obtener un diploma universitario, sino más bien una capacitación en servicio para intérpretes para sordos y guía – intérprete para sordociegos. La capacitación dura 410 horas de las cuales 320 fueron presenciales y 90 de práctica. En 10 meses con 4 módulos de capacitaci[on presencial y 30 horas de prácticas repartidos en 3 períodos.
Fueron requisitos de admisión: ser bachiller, tener conocimientos de LSC (no de español señado), audición normal, mayoría de edad y actitud.
Ejes del programa: español, LSC, técnicas de interpretación LSC-español y técnicas para guías – intérpretes. Teorías de contextualización: qué es la cultura Sorda?, cómo es un individuo sordociego?
Español: conocimiento y desarrollo de competencias lingüística y comunicativa
Interpretación: teoría, técnicas y desarrollo de habilidades
Las asociaciones permitieron el acercamiento a la LSC y a la comunidad sorda. Facilitaron la detección y la convocatoria de candidatos. Se utilizaron para divulgar el programa y recabar información sobre variedades regionales.
Sanción de la Ley 324 , en 1996, según la cual “El Estado Colombiano reconoce la LSC como idioma propio de la Comunidad Sorda del país”. Esta misma ley en su artículo 7 reza que: ‘El Estado garantizará y proveerá la ayuda de intérpretes idóneos para que sea este un medio a través del cual las personas sordas puedan acceder a todos los servicios que como ciudadanos colombianos les confiere la Constitución. Para ello, el Estado organizará a través de Entes Oficiales o por convenio con Asociaciones de Sordos la presencia de intérpretes para el acceso a los servicios mencionados”
El servicio de interpretación es provisto por FENASCOL, las asociaciones afiliadas, otras entidades y particulares. Existen convenios interinstitucionales para la actuación en juzgados y fiscalías.
Actualmente se está trabajando en un nivel tecnológico que durará 3 años, 6 semestres con 1250 horas. Se trabaja en un currículo más intenso y en colaboración con la Universidad del Valle.

Henry Mejia (S) fenascol@elsitio.net.co

Patricia Ovalle (S) patyovalle26@hotmail.com

Stefen Rodríguez (O) stevenrod@hotmail,com

Margarita Rodríguez (O) POSCAL / FENASCOL margaritarod@hotmail.com
Comentarios

Existen colegios especiales con bachillerato para sordos. Se generaliza la integración al aula regular. La opción es: aulas especiales o integrados con oyentes. Dentro de la enseñanza secundaria integrada se desempeñan 23 intérpretes en Bogotá. Actualmente existen 33 instituciones educativas que integran a personas sordas

Volver Arriba

Panorama actual de la interpretación en LSEC – español en Ecuador

El país se divide en 4 regiones: costa, sierra, oriente e islas Galápagos. No hay formación oficial, solo empírica. Hace algunos años, el proyecto Mano a mano fue la primera guía para la enseñanza de la LS con trabajo de concientización y convenios. Las Asociaciones dictan cursos de LS y el programa depende de cada una de ellas. Se hace necesario un programa para seleccionar y entrenar a los futuros maestros de la LSEC en Ecuador. El objetivo a largo plazo es lograr la formación de intérpretes profesionales. Existe un proyecto a 3 años. para lanzar la investigación lingüística de la LSEC con un equipo de investigadores Sordos y Oyentes. Los resultados buscados son: realización de un diccionario de LSEC, un libro de referencia gramatical de la LSEC
Existe un convenio con la Universidad Tecnológica Equinoccial (privada) para permitir el ingreso de estudiantes sordos en la carrera de Informática. La UTE cubre el 90% de la beca para el estudiante sordo y su intérprete que realiza la carrera a la par. Existe la ley 180 de Discapacidades pero no una exclusiva a la LS y la comunidad Sorda.
No existe ningún tipo de acreditación. Dentro de las asociaciones, existe un reconocimiento moral hacia aquellas personas que asumen el papel de facilitadores de la comunicación. Se puede acceder a un listado tipo registro.

Contactos

Gabriel Roman (S) fenasec@yahoo.ec

Guadalupe Albuja (O) fenasec@ecuabox.com

Volver Arriba

Panorama actual de la interpretación en LSE – español en España

En España la entonces Federación Nacional de Sordos de España en colaboración con el Instituto de Educación Especial, en noviembre de 1982, organizó el Primer Curso Oficial de Intérpretes Mímicos, que durante 8 meses formó a 10 alumnos. A partir de entonces, la mayoría de las asociaciones y federaciones españoles vienen ofreciendo distintos programas de formación con mayor o menor duración para intérpretes de Lengua de Signos. Además, la mayoría cuenta con servicios de interpretación para personas sordas. Sin embargo, no ha sido hasta hace muy poco tiempo que se ha reconocido de forma oficial la profesión de Intérprete de LS cuando el 22 de diciembre de 1995 se estableció por Real Decreto el título de Técnico Superior en Interpretación de la LS.
Como se mencionó las primeras personas que realizaban el papel de intérprete eran hijos de padres Sordos, familiares o amigos, que carecían de una formación especializada, pero conforme se iba consolidando la figura del intérprete se comprobaba que una cosa es comunicarse en LS y otra es ejercerlo en el ámbito profesional. Como continuación al “Curso Oficial de Intérpretes Mímicos”que puso en marcha la Federación Nacional de Sordos de España, que modificó sus estatutos y su denominación por la actual Confederación Nacional de Sordos de España (CNSE), los cursos de Formación de Intérpretes de LS se fueron extendiendo a las Federaciones y Asociaciones que deseaban formar a sus propios intérpretes.
Los cursos de formación de intérpretes constaban de 3 niveles, cuya duración era de octubre a junio, cada nivel 2 días a la semana, en el último nivel tenían que pasar por une examen para la obtención de la acreditación como intérprete de LSE.
En el 3er nivel se impartía la formación específica sobre técnicas de interpretación. Eran y se trabajaban los siguientes contenidos:

- teoría de la interpretación
- trabajo de memoria
- estrategias para la interpretación
- trabajo de lengua castellana (oral)
- análisis de vocabulario y expresiones

La formación de intérpretes de LS en otros países
Ofreceremos una breve exposición de la formación de LS en Austria, Bélgica y Dinamarca

Dinamarca: la titulación de intérprete de LS es oficial. La duración de la formación es de 4 años con el siguiente programa:
Primer año: Cultura Sorda, Lingüística, Psicología. El total de horas anuales es de 990
Segundo año: se incorpora a la enseñanza de LS otros sistemas de comunicación, para sordociegos, bimodal… y mostrar así distintos tipos de sordera que provocan interpretaciones diferentes. En este curso se realizan prácticas guiadas.
Tercer año: se explican cuestiones lingüísticas como: la articulación de la voz para hacer una buena interpretación oral, modulación. En este año se realizan prácticas y una exhaustiva evaluación
Cuarto año: se realiza la especialización. Cada alumno elegirá un área determinada y, al final deberá superar pruebas de interpretación

Bélgica: Los estudios de interpretación en LS no son oficiales aunque se está gestionando su reconocimiento. El programa se desarrolla en 4 años con un total de 1.750 horas divididas en 2 bloques:
Los 2 primeros años (960 horas) y los dos últimos (790 horas)

Austria: La duración de los estudios es de 5 años con un total de horas de 2410 que incluyen: 60 h de alemán, 1170 horas de LS, 750 horas de aprendizaje de una segunda lengua y 160 horas de carácter práctico

La organización de los servicios de interpretación en España

En 1987 se estableció el Servicio Oficial de Intérpretes Mímicos (como se denominó en aquel momento) en Madrid, gracias a un convenio entre la CNSE y la Consejería de Bienestar Social de la Comunidad de Madrid. Por vez primera en nuestro país se reconocía la existencia de un grupo de personas calificadas para ejercer la actividad y se destinaba una partida económica para su remuneración. En primer grupo de intérpretes de LS estuvo formado por 20 intérpretes, mayoritariamente hijos/as de padres/madres sordos/as que habían desarrollado tradicionalmente el papel de intérpretes pero sin formación específica, ni conciencia clara de la profesión ni del papel que ha de desempeñar un/a ILS (intérprete de LS) Paralelamente al establecimiento del servicio, la CNSE hizo un esfuerzo considerable para mejorar los programas de formación de los ILSs que evolucionaron al mismo tiempo que las investigaciones de la LS en nuestro país.
La organización de los servicios de interpretación en LS suele variar entre las diferentes comunidades autónomas, pero la tónica general es que los servicios de interpretación se distribuyan desde las federaciones y asociaciones de personas Sordas. En general, la mayoría de los servicios que se ofrecen tienen un carácter gratuito para los usuarios, aunque el aumento de la demanda está obligando a los mismos a sufragar una parte de los gastos que comportan. La financiación de los servicios de interpretación en LS normalmente se obtiene de subvenciones y convenios con entidades públicas y privadas (Ministerio de Trabajo y Asuntos sociales, Ministerio de Educación, Consejerías de las distintas comunidades autónomas, etc.)
Asimismo en 1992, el Ministerio de Educación y Ciencia y la CNSE, suscribieron un convenio de colaboración en materia de atención educativa al alumnado sordo, incorporando intérpretes de LS en institutos de educación secundaria.
La experiencia comenzó con la incorporación de 3 intérpretes de LS, aumentándose en cada curso hasta un total, durante el año académico 1999/2000 a una incorporación de 23 intérpretes de LS
En la mayoría de comunidades autónomas, también existe un servicio de intérpretes de LS de urgencia que normalmente funciona las 24 horas del día y durante todo el año, en el cual se atienden las situaciones de emergencia de tipo médico y judicial principalmente. Algunas federaciones / asociaciones de personas Sordas tienen convenios específicos con entidades como la Cruz Roja para la prestación y gestión del servicio de urgencias. La localización de un ILS se realiza a través de un sistema de “busca personas”o de teléfono móvil y en la mayoría de los casos tiene carácter rotativo, es decir, las federaciones/asociaciones de personas Sordas o las entidades colaboradoras, disponen de un listado de los ILSs de guardia, a quienes podrán localizar en unos períodos de tiempo determinado.
La forma de contratación de los ILSs, en España, aunque también varíe de una comunidad a otra, en general puede ser de 2 formas:

Contrato mensual a media o a jornada completa
Designación de servicios individuales

En la primera modalidad, la federación / asociación de personas Sordas o la entidad correspondiente, realiza un contrato mensual mediante el cual el ILS presta sus servicios a los usuarios que lo soliciten con carácter esporádico, a la entidad contratante para sus gestiones internas y/o un grupo de personas Sordas, como en el caso de los institutos, universidades o cursos.
En la segunda modalidad, el ILS trabaja por cuenta propia como profesional independiente y presta sus servicios a las entidades solicitantes. En ambos casos, los tipos de servicio más solicitados son las consultas médicas, legales, jurídicas, administrativas, educativas, culturales, en organismos públicos, comisarias, etc, aunque en algunos casos se requiere cierta especialización para la prestación de un servicio, como es el caso de conferencias, reuniones o jornadas.

Ciclo formativo de grado superior en interpretación de la LS

El ciclo formativo de Grado Superior correspondiente al título de Técnico Superior en Interpretación de la LS pertenece a la familia profesional de Servicios Socioculturales y a la Comunidad. Este ciclo se encuentra dentro de la actual Formación Profesional Reglada (concretamente de la Formación Profesional Específica) que se deriva de la LOGSE.
Las enseñanzas mínimas y el título fueron establecidas por el Real Decreto 2060/1995 , del 22 de diciembre, para toda España. Posteriormente, se han elaborado otros Reales Decretos y Decretos con el objeto de especificar el curículo del mismo. Este currículo, aun siendo común para toda España contiene una serie de adaptaciones que intentan dar respuesta a las necesidades del entorno sociocultural y económico de las diferentes Comunidades Autónomas que forman parte del país.
La competencia profesional que el alumnado de este ciclo debe conseguir es la de ser capaz de interpretar de la LSE y/o de otras LS del Estado Español, así como del Sistema de Signos Internacional a las lenguas orales oficial y cooficiales del Estado español y viceversa y realizar las actividades de guía – interpretación de personas sordociegas, utilizando correctamente los sistemas lingüísticos que intervienen en el proceso de comunicación y aplicando las técnicas adecuadas de interpretación según el modelo y tipo de servicio.
Varias son las diferencias que podemos encontrar entre la actual formación de intérpretes de la LS y aquella que se venía impartiendo en España antes de que apareciera el Real Decreto de 1995.
- Inclusión de estas enseñanzas dentro del subsistema de la Formación Profesional Reglada siendo, por lo tanto, una titulación de carácter oficial y con validez dentro de todo el territorio español. Por primera vez esta figura profesional se encuentra reconocida como tal.
- Se aunan 2 formaciones que hasta el momento iban por caminos separados: la formación de intérpretes de la LSE y la de guía-intérpretes de personas sordociegas
- Se trata de una enseñanza más sistematizada y completa que la anterior. Para ello solo hay que observar la distribución de módulos profesionales así como el planteamiento de objetivos y contenidos relacionados con los mismos y compararlo con el tipo de formación que se hacía antes.

Organización de estas enseñanzas: Su duración es de 2000 horas repartidas en 2 cursos académicos. La distribución de los distintos módulos por cursos y el número de horas de cada uno en el “Centro de Recursos para la Comunidad Sorda Juan Luis Marroquín” de Madrid es el siguiente:

Primer curso
Aplicación de las técnicas de interpretación a la LSE (290 horas, 9 horas semanales)LSE (290 horas , 9 horas semanales)
Expresión corporal aplicada a la LS (130 horas, 4 horas semanales)
Psicosociología de la población sorda y sordociega ( 90 horas, 3 horas semanales)
Inglés ( 160 horas, 5 horas semanales)

Segundo curso
Guía- interpretación de personas sordociegas (130 horas, 6 horas semanales)
Interpretación en el sistema de signos internacional ( 95 horas, 4 horas semanales)
Lingüística aplicada a las lenguas de signos (190 horas, 9 horas semanales)
Ambitos profesionales de aplicación de la LSE ( 180 horas, 8 horas a la semana)
Formación y Orientación Laboral (65 horas, 3 horas semanales)
Formación en Centros de trabajo ( 380 horas)
Sin embargo, cada Comunidad Autónoma puede incluir otros módulos profesionales y organizar los 2 años académicos de la forma que consideren más oportuna siempre y cuando respeten los contenidos y horas mínimas (enseñanzas mínimas) que se especifican en el Real Decreto 2060/1995

El centro educativo

Este ciclo comenzó a impartirse por primera vez en nuestro centro en noviembre 1998 gracias al Proyecto Europeo Horizon – Prádez siendo uno de los cuatro primeros centros en toda España en proporcionar dicha formación. Si bien, no se puede olvidar que la CNSE lleva trabajando más de 60 años por el reconocimiento de la LSE, aportando investigaciones, estudios y profesionales. Por ello, su experiencia en el campo de la investigación y enseñanza de la LSE no la ha adquirido ni mucho menos recientemente.
En lo referente al profesorado, todos, exceptuando a los profesores de Inglés y Formación y Orientación Laboral, son profesores especialistas. Se trata de profesionales Sordos y Oyentes con una vasta experiencia en este ámbito educativo. Para obtener más información sobre el profesorado del centro, observar tablas de la Figura 1 y Figura 2.

Fig. 1. Tabla sobre el profesorado de la primera promoción 1998 - 2000

Módulos profesionales
Número de profesores

Primer curso
Segundo curso
Aplicación de las técnicas de interpretación a la LSE

2

Oyentes
LSE
2

Sordos
Expresión corporal aplicada a la LS
1

Sordo
Psicosociología de la población sorda y sordociega
2

Oyentes
Lengua extranjera (inglés)
1

Oyente
Guía-interpretación de personas sordociegas


1
Oyente
Interpretación en el sistema de signos internacional


2

Sordo y Oyente
Ambitos profesionales de aplicación de la LSE


2

Sordo y Oyente
Lingüística aplicada a las LS


2

Oyentes
Formación y Orientación Laboral


1
Sordo
FCT
Tutores de prácticas


Fig. 2 Tabla sobre el profesorado de primer curso para el año académico 2000-2002

Módulos profesionales
Número de profesores
Para el Primer Curso

Aplicación de las técnicas de interpretación a la LSE
2
Oyentes
LSE
2
Sordos
Expresión corporal aplicada a la LS
1
Sordo

Psicosociología de la población sorda y sordociega
2
Sordo y Oyente
Lengua extranjera (Inglés)
1
Oyente

Actualmente nos encontramos formando a 49 alumnos los cuales se encuentran distribuidos en 3 grupos.

La formación en centros de trabajo

Dada la variedad de ámbitos, situaciones y personas ante los que el alumnado de este ciclo tiene que hacer frente una vez que se incorporen al mercado laboral en calidad de intérpretes, el equipo educativo del centro se encarga de planificar una serie de actividades formativas a realizar dentro del módulo de FCT las cuales garanticen al alumnado la consecución de todas aquellas capacidades profesionales que se establecen en este ciclo.
De este modo, se firman convenios de colaboración con el Programa de Atención a personas Sordociegas de la ONCE, ASOCIDE, la Federación de Asociaciones de Sordos de la Comunidad de Madrid, los Institutos de Enseñanza Secundaria que disponen de intérpretes de la LSE como instrumentos de acceso al currículo para el alumnado Sordo y con la misma CNSE.

Asunción Mancebo (O) asuman@hotmail.com

Comentarios

No hay reconocimiento de la LSE en España aunque exista esta formación. Sustentado con fondos públicos, los postulantes envían su candidatura y el Ministerio hace una selección: todos comienzan de cero y las clases se extienden de octubre a marzo. La duración total de la capacitación es de 2.000 horas en 2 años. Clases de lunes a viernes: 6 horas diarias. La especialización para personas sordociegas se hace con la ONCE. Las prácticas ocupan 380 horas con tutorías en los lugares de práctica quienes envían informes sobre la actuación del aprendiz intérprete.
Los servicios de interpretación están subvencionados por organismos públicos y los gestionan la Asociación de Sordos junto con los Servicios Sociales
Para interpretación en ámbitos educativos se firmaron convenios con la Secretaría de Educación (a partir de la gestión de Alvaro Marchesi) y son contratos de jornada completa.
Existe una asociación de intérpretes vinculada a las asociaciones de sordos pero independiente en su gestión
En la formación de intérpretes participan profesores especialistas. La capacitación se realiza desde el Centro de Recursos, no hay gente que venga del Ministerio de Educación y Cultura español.
Existe una acreditación del intérprete como reconocimiento a sus conocimientos a través de una entrevista. La validez de la acreditación dura 2 años. El registro está manejado en un primer momento por la CNSE.

Volver Arriba

Panorama actual de la interpretación en LSP –español en Paraguay

No existe ningún programa de formación de intérpretes en el Paraguay. En 1985, el Centro de Sordomudos del Paraguay (fundado el 23 de abril de 1961) solicitó ayuda para formar intérpretes al CBM, Chistotfel Blindemission de Alemania. Este pedido no fue aceptado porque la CBM cree que los sordos tienen que adaptarse a la comunicación de los oyentes. En 1986, el profesor Wilfred Lichtenberger inició sus investigaciones sobre la Lengua de Señas Paraguaya que culminaron con la edición del primer diccionario que se publicó en 1988. Fue realizado con la colaboración de sordos del CSMP y de las escuelas de sordos. En 1991, el Gobierno paraguayo apoyó económicamente un curso de LS para funcionarios públicos, docentes y familiares de personas sordas. El curso abarcó la capital y el interior del país. Duró 3 meses y algunas personas formadas en este curso se separaron de la entidad para hacer su propio proyecto. A continuación el CSMP dio breves cursos breves a algunas personas pero la experiencia negativa, la falta de ética y de recursos humanos pararon el proyecto.
Desde este año 2001, funciona la sub-comisión de Cultura que tiene la intención de volver a comenzar este proyecto.
En cuanto a los servicios de interpretación, la CSMP cuenta con servicios gratuitos para sus socios para gestiones diversas. De 1992 hasta 1995, hubo servicios de interpretación en el Canal 13 en un informativo de televisión financiado con recursos privados. La DIBEN tuvo un convenio con la CSMP para contar con intérpretes durante el año 1994. El convenio finalizó por incumplimiento de la persona encarga de los servicios. La secta de los Testigos de Jehová cuenta con muchos intérpretes formados con asesoramiento extranjero. Algunos prestan servicio al CSMP en forma remunerada. Parientes y amigos de sordos colaboran en forma voluntaria o remunerada.
La CSMP cuenta con proyecto de cursos que ya fueron impartidos a varias personas y responde con sus intérpretes a cualquier pedido de socios sordos, familiares o autoridades. El CSMP es un centro de contacto para recursos de interpretación.
El Gobierno paraguayo coopera a través del INPRO y DIBEN para financiar proyectos y asignar personal respetando la facultad de la asociación de sordos para decidir y ejecutar todo lo concerniente a dichos proyectos.
Hasta la fecha no existe asociación de intérpretes.

Emilio Pineda (S) emiliop@uole.com

María Moncelos (S) mcm@itaipu.gov.py

Volver Arriba

Panorama actual de la interpretación en LSP – español en Perú

No existe formación profesional para intérpretes de LS. Hay enseñanza de LS
Curso básico: 24 horas
Curso intermedio: 24 horas
Curso avanzado: 24 horas
Existe un pequeño programa para intérpretes de personas sordas con la misma cantidad de horas (24 por nivel)
El material está desarrollado por el Ministerio de Educación del Perú.
El trabajo es voluntario.
Aproddis: una ONG, Asociación para el desarrollo de la persona con discapacidad y la Asociación de Sordos del Perú llevan a cabo el proyecto “Manos que hablan”
No hay institución que capacite intérpretes.
La Unión Bíblica organiza cursos que duran 6 meses: 2 para cada nivel con 4 horas semanales 2 veces por semana.
Organizan programas de inmersión en la LS en campamentos.
En octubre del 2000 se realizó una mesa de trabajos entre la APRODDIS, la Asociación de Sordos, MIES, la Unión Bíblica y la Asociación de ex alumnos. Se tiene por objetivos:
Realizar un estudio sociolingüístico de la LSP y crear 3 equipos: uno para la investigación en LS, otro para enseñanza en LS y otro para intérpretes e instructors de LS
Confeccionar un diccionario de LSP
Realizar un libro de referencia sobre la gramática de la LSP
Los grupos de trabajo (de los cuales 7 están liderados por personas sordas) se subdividen en:
Sordos de sordos: selección de 50 consultores sordos de familias sordas que serán filmados
Sordos de oyentes: selección de 50 consultores sordos de familias oyentes que serán filmados
Historia y cultura de la comunidad sorda peruana
Diccionario
Fotografía y filmación
Redacción de materiales y documentos
Presupuesto y contabilidad
Auspicios
Biblioteca

Comentarios
Existen escuelas especiales con integración pero sin apoyo de intérprete. Hay tendencias de comunicación total, oralismo y verbo tonal. En cursos de formación profesional, los intérpretes son pagados por particulares

Susana Stiglich (S) Susana.manosquehablan@hotmail.com

Isabel Rey (0) Unión Bíblica del Perú ubperu@terra.com.pe

Volver Arriba

Panorama actual de la interpretación en LSU – español en Uruguay

El CINDE, Centro de Investigación y Desarrollo para la persona sorda comienza su actividad hacia fines de la década de los 80 en el seno de la Asociación de Sordos del Uruguay. En 1991 inicia la actividad de dictado de cursos de LSU y de formación de intérpretes. En 1998 y ante la necesidad funcional y académica de mantener independencia con respecto a las Asociaciones se elabora su propio Estatuto y en agosto de 1999 obtiene su personería jurídica.
Son sus principales logros:

Ley 17378 promulgada el 25 de julio de 2001 de reconocimiento de la LSU
Aplicación del método de enseñanza bilingüe en la enseñanza primaria a partir de 1993
Habilitación de aulas especiales en enseñanza secundaria para alumnos sordos con asistencia de intérpretes a partir de 1996
Donación de teléfonos de texto TDD para personas sordas en 1994
Servicios de apoyo para personas sordas, implementado por la empresa telefónica estatal (Antel) a partir de 1999

Programa de Formación de Intérpretes

Requisitos: educación secundaria completa (bachillerato), haber aprobado el curso de LSU, examen de idioma español al ingresar
Duración: 3 años, 5 días por semana, más prácticas. Cada jornada consta de dos módulos de 1 hora. Al finalizar el curso, los alumnos que lo aprueban son capaces de interpretar en aulas, acompañar a personas sordas en la realización de trámites, entrevistas, etc.

Primer año de formación de intérpretes

Durante cada uno de los 3 años, los estudiantes dedicarán aproximadamente 400 horas (1.200 en total) al estudio de la LSU y adicionalmente estudian materias relativas al lenguaje, así como información lingüística, sociológica y psicológica además del perfeccionamiento en español en relación con el habla
LSU 1: 4 hors semanales
Español 1: 2 horas semanales
Lingüística general y aplicada: 2 horas semanales
Psicología y sorda: 2 horas

Segundo año de formación de intérpretes

Para acceder a los cursos de Formación de Intérpretes, además de los requisitos ya mencionados anteriormente, se exige un buen nivel de cultura general

LSU 2: 4 horas semanales
Español II: 2 horas semanales
Metodología de la traducción: 2 horas semanales
Sociolingüística: 2 horas semanales

Además de las 10 horas semanales de clase, los alumnos participan en prácticas más avanzadas, incluyendo el acompañamiento a personas sordas a consulta médica y otras actividades similares.

Tercer año de formación de intérpretes

El perfil profesional del ILS es coincidente con la de cualquier intérprete que se considere. El diseño curricular que se le ha dado a la formación de intérpretes está estructurado para poder cumplir con ese fin. El ILS en la medida en que cumple su rol en términos de servicios a la comunidad sorda es, sin duda, el nexo más adecuado para suministrar a dicha comunidad la posibilidad de expresarse libremente e integrar paulatinamente la sociedad global desde universos que abarcan tanto lo personal como lo institucional, lo profesional como lo artístico, lo político como lo emocional.

LSU 3: 4 horas semanales
Psicolingüística y antropología: 2 hors semanales
Práctica profesional y metodología de la traducción: 2 horas semanales
Taller de lengua (con personas sordas): 2 horas semanales

Método de enseñanza

Ejercicios de video: interpretación y producción de videos por los propios estudiantes
Diálogos
Narraciones y relatos sobre artículos periodísticos
Discusiones, clases y plenarios
ActuaciónEjercicios de traducción
Instrucción gramatical
Encuentros con personas sordas
Crítica general y evaluación individual constante

La instrucción de la LSU es dada por profesores sordos que han sido entrenados en la enseñanza y que poseen conocimientos de lingüística de la LS. Muchos de ellos han estado involucrados en proyectos de investigación y otros concernientes a la evaluación de materiales de enseñanza. Es una enseñanza intensiva con varios profesores al mismo tiempo y la LSU es usada como lengua de instrucción en clase, desde los primeros días.
Evaluaciones y exámenes

Las evaluaciones parciales y los exámenes finales incluyen, en cada caso:
Traducción de un texto en LSU (video) al español escrito
Traducción de un texto en LSU (video) al español oral en simultáneo
Traducción de un texto en español oral (leído) a la LSU en simultáneo
Traducción de un diálogo informal en LSU al español oral y viceversa: traducción de un diálogo en español oral a la LSU, en ambos casos en simultáneo
Examen escrito y oral sobre temas relacionados con la Lingüística General, la Lingüística de la LS, la sociología de la sordera, la Psicología y el marco teórico que sustenta el proceso de traducción

En la evaluación o examen estarán presentes los profesores sordos y oyentes de LSU, personas sordas sin conocimiento previo de los estudiantes y los profesores de las disciplinas correspondientes.
Además de las 10 horas semanales de clase, los alumnos participan gradualmente en prácticas tales como asistir a reuniones de comisiones integradas por personas sordas, realización de trámites, etc.

Financiación

La Escuela de LSU se financia exclusivamente con los precios que pagan los alumnos:
Cursos de LSU (3 veces x semana) u$ 38 x mes
Cursos de LSU (2 veces x semana) u$ 25 x mes
Cursos de Formación de intérpretes u$ 45 x mes

Costo total para los alumnos
Cursos de LSU (2 ó 3 años) u$ 750
Curso de Formación de intérpretes u$ 1.350

Número de alumnos Cursos 2001
Curso de LSU 109
Cursos de formación de intérpretes 9

Total de alumnos que pasaron por los cursos 920
Total de intérpretes que se graduaron 35

5% de los alumnos que ingresan alcanzan el grado de ILS

El papel de las Asociaciones de personas sordas

Cinde y la Escuela de LSU parten de la base de que sin la presencia y validación de las comunidades sordas expresadas a través de sus asociaciones, la enseñanza de la LS y los servicios de interpretación carecen de sustento formal. Si bien ambas nacieron en el seno de la Asociación de Sordos del Uruguay, y con ella mantienen un estrecho vínculo, han considerado también necesario separar la actividad académica y profesional de los vaivenes que habitualmente ocurren en la dirección administrativa de la Asociación, y por tanto funcionan de manera independiente y armónica. La interacción con la Asociación es muy fuerte. A su sede concurren regularmente los alumnos de los diversos cursos para tener la oportunidad de conversar con personas sordas. Asimismo, cuando llega la época de las evaluaciones o exámenes, diversas personas sordas de la Asociación asisten y su opinión y apreciaciones son decisivos para la calificación. También es decisiva la opinión de las personas sordas a la hora de monitorear y calificar los servicios que prestan cada uno de los intérpretes. Es necesario destacar que sin la presencia y estímulo de la comunidad sorda y su Asociación, no hubiese sido posible alcanzar los logros que anteriormente expusimos.

Participación de las entidades gubernamentales

Nuestros países sudamericanos son esencialmente pobres y sus gobiernos, que arrastran un endémico déficit fiscal, nunca están en condiciones de atender debidamente las necesidades minoritarias, como las de las personas sordas. Históricamente, el rol del Estado para con las personas sordas en Uruguay, ha sido el de educarlas, darles trabajo (en importante medida) y, en ciertas ocasiones, prestar apoyos puntuales a las solicitudes expresadas a través de la Asociación de Sordos del Uruguay, entidad que ha asumido la representación de toda la comunidad sorda y es la más relevante.
A partir de la Declaración de los Derechos de las Personas con Discapacidad (ONU 1981) y de las actividades conjuntas de la Asociación con Cinde, se ha ido produciendo un mayor intercambio con los diversos poderes públicos, y el Estado uruguayo ha dado mayor importancia y atención al tema.
La aceptación de la LS, primero, a través de la implementación del método de enseñanza bilingüe en la Escuela n. 197, y de la contratación de intérpretes en enseñanza secundaria y en organismos y empresas públicas, significó un importante avance en la mejora de la calidad de vida de las personas sordas. Finalmente, el reciente reconocimiento legal de la LS y del rol de los intérpretes, marca un hito fundamental en la apertura de nuevas oportunidades.

La Asociación de intérpretes de LS

Desde que egresó de la Escuela de Lengua de Señas la primera generación de intérpretes profesionales en 1994, surgió en ellos, espontáneamente, la voluntad de formar una Asociación que los nuclease: AILSU, la Asociación de intérpretes de LSU. Esta institución, que en ningún caso gestionó la obtención de su propia personería jurídica, tuvo épocas de fuerte actividad, y también etapas de decaimiento, como la que atraviesa hoy en día. Su principal logro ha sido el establecimiento del Día del intérprete de LSU, el 28 de abril de cada año y la obtención de la declaratoria de Interés Nacional de su conmemoración

Contactos

Fernanda Bonilla (S) micafer@conectate.com.uy

Isabel Pastor (O) candido@adinet.com.uy

Comentarios

Se inspiró en el modelo español a través de los contactos con Félix Pinedo de la CNSE. Se buscaron personas sordas para integrar el plantel de instructores. José Dobrzalovski y Fernanda Bonilla se encargaron de la capacitación de los formadores sordos que se convertirían asi en idóneos. Paralelamente a esto se inició el trabajo con la lingüista Graciela Alisedo.
Al tratarse de un país chico, los profesores de Montevideo viajan a diferentes partes del interior. Todo el equipo viaja para las evaluaciones. La formación específica está considerada para un nivel de posgrado a través de seminarios de capacitación (conferencias, ámbito jurídico, etc.)
Un programa de formación no puede ser estático. Al comenzar el curso de LS, el estudiante no sabe nada. Cursa 2 años para afianzar su LS sin actividades de interpretación. Los cursos consisten en 6 horas semanales. Para ingresar a la formación de intérpretes, los aspirantes deben pasar una entrevista de conocimientos generales, español escrito y oral y LS. Además debe tener el bachillerato completo. Durante la cursada debe realizar 5 interpretaciones mensuales mínimas.

Volver Arriba

Panorama actual de la interpretación en LSV – español en Venezuela

Introducción

La interpretación en Venezuela se ha desarrollado a través de los años por los hijos oyentes de padres Sordos que se ven en la necesidad de ejercer ese papel. Al transcurrir el tiempo, se han desarrollado cursos de Lengua de Señas Venezolana (LSV), pero no de formación de intérpretes.
Así han surgido aprendices de LS, que con la experiencia han llegado a ser intérpretes sin formación. Muchos de estos cursos son dados por la Federación Venezolana de Sordos (FEVENSOR), Asociaciones de Sordos e instituciones religiosas para su uso general. Los últimos años se ha informado a la población de intérpretes empíricos sobre los códigos de ética, normas de interpretación, etc., para su mejoramiento a cargo de la FEVENSOR. En la actualidad se están formando las bases para el Servicio de Intérpretes y su capacitación profesional.
No existe programa de formación de intérpretes. Se han dictado cursos de LS de los cuales han surgido intérpretes empíricos pero no profesionales.
Los servicios de interpretación no son oficiales. Sin embargo la FEVENSOR y las Asociaciones facilitan los contactos cuando éstos son solicitados.
En su mayoría son prestados voluntariamente. En algunos casos, como Conferencias, Asambleas, Reuniones, etc., FEVENSOR gestiona el pago por medio de donaciones. En casos particulares, el usuario Sordo u oyente o cualquier otro organismo que requieran de ellos, paga el servicio de interpretación. En instituciones educativas que requieren el servicio de intérpretes, son costeados como salariados en trabajo administrativo o auxiliar. El costo por servicio es de Bs 5.000 (u$ 6) por medio día (El sueldo de un intérprete profesional de idioma es de Bs 30.000 por día)
La FEVENSOR juega un papel muy importante en el servicio de intérpretes. Se han hecho reuniones, evaluaciones con diferentes intérpretes empíricos a nivel nacional. Existe un registro de intérpretes empíricos, hay 48 intérpretes registrados y sólo 20 que tienen experiencia sirven de ayuda cuando se les solicita. Las Asociaciones estadales aún no han asumido la responsabilidad en la formación de los mismos.
En la actualidad ningún ente gubernamental participa en la formación y gastos por pago de intérpretes, sólo se han hecho contactos y solicitados en reuniones, conferencias y para conversar sobre este punto.
No existe una Asociación de Intérpretes de LS en Venezuela porque no hay una preparación de intérpretes empíricos para su correcto funcionamiento. No creemos correcto crearla sin la debida madurez de los intérpretes acerca del papel de los Sordos en su supervisión.

Aymara Hernández (S) Federación Venezolana de Sordos fevensor@cantev.net arayan@cantv.net

María Isabel Galavis (O) migm12@hotmail.com

Comentarios

La Constitución Bolivariana reconoce a la LSV como lengua oficial de las personas sordas desde 1999. Existe el derecho a la interpretación y subtitulación pero no hay formación profesional. La FEVENSOR da cursos de LSV. No existe un servicio oficial de intérpretes. Tampoco una asociación de intérpretes por el momento.
Existe integración educativa y liceos de sordos con grupos de jóvenes sordos e hipoacúsicos con intérprete que comparten una clase con jóvenes oyentes. El currículo es por debajo del normal. Fuera de eso, en aulas regulares, un joven sordo no puede entrar con intérprete. Existe un registro de intérpretes pero no hay certificación. Se está pensando en la posibilidad de una acreditación.

Volver Arriba

Conferencia de Luis Morales

Se me ha pedido que reflexione acerca de un tema que, enunciado de la manera en que lo está en el programa de este Seminario, suena un tanto rimbombante o que, en todo caso de un modo que, a gusto de quien expone, podría ponerme en la circunstancia de parecer un sabelotodo presumido que pretendiera dictar cátedra acerca del proceso de formación del intérprete de lengua de señas y los saberes que el intérprete ha de adquirir en el mismo, nada más lejano de la realidad. Convendría decir entonces que a mi entender, la tarea del formador de intérpretes, sería, más que la de enseñar esas habilidades, la de poner al alcance de los futuros intérpretes una serie de herramientas teóricas y prácticas a partir de las cuales aquél desarrolle habilidades que le permitan crear su propio método interpretativo, a partir del cual cumplir con su rol.
De otro lado, he de señalar que en el Uruguay, hace relativamente poco tiempo que esta profesión, la de intérprete, ha sido reconocida más allá de algunos ámbitos bastante reducidos por lo que los cursos dedicados a la formación de intérpretes son relativamente nuevos en el país y los formadores de intérpretes para impartir y dar forma a nuestros cursos, hemos debido formarnos, amén de en las obvias y previas consultas con especialistas en traductorado y con la doctora Graciela Alisedo, además de en la lectura de la relativamente escasa bibliografía existente, aprendiendo en la práctica cotidiana de la enseñanza y el aprendizaje.
Sin embargo, lo anterior no obsta para que podamos compartir con los aquí presentes nuestra experiencia, la de la escuela de formación de intérpretes de CINDE, que al cabo de años de labor se ha sistematizado y organizado en una propuesta que ha permitido que hoy, nuestros intérpretes desarrollen dignamente su labor en los más diversos ámbitos. En los próximos minutos me propongo compartir con ustedes algunas reflexiones acerca de la interpretación y las habilidades que ha de dominar el intérprete, al cabo de su paso por la escuela de formación de intérpretes, para llevar adelante consecuentemente su labor.
Parece un buen punto de partido para dichas reflexiones el tratar de definir el lugar que el intérprete ocupa como profesional al culminar sus estudios. Esto nos pone ante un problema de comunicación, que, como todos los problemas de comunicación, a primera vista resulta aparentemente sencillo, pero en el fondo oculta un sinnúmero de dificultades.
Y como a las cuestiones más arduas conviene estudiarlas desde lo sencillo a lo complejo, quizá sea bueno entonces, para analizar nuestro problema, partir de una simple pregunta dictada por el sentido común. Hagamos un juego de imaginación y supongamos por un momento que alguien que desconoce totalmente el tema nos preguntase: qué papel tiene el intérprete en la comunicación entre la comunidad sorda y la comunidad oyente?
Para responder semejante pregunta habríamos de empezar por explicarle a nuestro hipotético interlocutor la naturaleza sui generis del acto comunicativo en el cual entra en juego el intérprete.
Simplificando mucho las cosas, todos sabemos que en cada acto de comunicación participan un EMISOR, que, en ciertas CIRCUNSTANCIAS, quiere comunicar algo con una cierta intención a un RECEPTOR a quien dirige un MENSAJE. Normalmente, entre hablantes de la misma lengua no existe problema en decodificar lo que se quiere decir puesto que ambos hablantes manejan el mismo CODIGO, la misma lengua y usan el mismo CANAL para transmitir los mensajes de que se trate.
El caso de la comunicación entre sordos y oyentes tiene una dificultad anexa a la que podría tener un traductor de lenguas orales a lenguas orales, pongamos por ejemplo del francés, el inglés o cualquier otra lengua cuya sustancia sea fónica a otra lengua de la misma naturaleza, como puede ser el español. El intérprete se encuentra en la encrucijada de un acto comunicativo entre una lengua cuya sustancia es fónica y se transmite por el canal auditivo y otra viso-gestual-manual, que es captada por la vista de los interlocutores de que se trate. Lo que quiero significar es que el intérprete para llevar consecuentemente adelante su labor no sólo ha de dominar la lengua oral de partida, sino también la lengua de señas de llegada y viceversa. Esta no es una tarea sencilla y requiere de habilidades muy precisas y que no se adquieren con tanta facilidad como se suele suponer.
En los cursos de CINDE, hemos intentado sistematizar una propuesta que en la medida de lo posible garantice que al terminar dichos cursos nuestros intérpretes de LSU puedan fungir sin dificultades y con tanta excelencia en un caso como en el otro, de puente entre la comunidad sorda y la comunidad oyente y viceversa. Como quedó dicho, el objetivo de los cursos de formación de intérpretes es que al culminar los mismos, el intérprete maneje con fluidez los recursos de las lenguas que se ponen en contacto, en nuestro caso la lengua española y la LSU, para garantizar la comunicación entre sordos y oyentes en las variadas circunstancias en que los integrantes de ambas comunidades entran en contacto, que cada vez son más frecuentes y se dan en campos cada vez más amplios de la actividad económica, laboral, educativa, etcétera.
Podríamos culminar nuestro razonamiento citando a Delisle (1980) quien afirmaba, cito: “Enseñar a traducir – a interpretar en nuestro caso – es hacer comprender el proceso intelectual mediante el cual un mensaje determinado se traslada a otra lengua, situando al aprendiz de traductor- de intérprete para nosotros – en el centro de la operación traductora – interpretativa en nuestro caso – para hacerle captar su dinámica”. A nuestro entender a lo anterior es necesario agregar que no basta sólo con comprender este proceso y su dinámica sino que para el intérprete es necesario hacerlo suyo, integrarlo como una habilidad que pueda manejar en todo momento y circunstancia, en su práctica interpretativa tanto cuando interpreta del español oral a la LS como cuando lo hace de esta última al español oral.
Siguiendo con el ejemplo de nuestro hipotético y curioso interlocutor, podríamos suponer que no conforme con nuestra primera respuesta volviese al ataque para interrogarnos:”Muy bien, comprendo un poco mejor, pero todavía no me ha dicho usted qué habilidades ha de aprender el intérprete”.
Vayamos por partes. Estamos tratando de dos lenguas que se ponen en contacto y de un profesional que debe decodificar y codificar en un acto simultáneo mensajes en dos lenguas con sustancias diferentes, y este proceso ha de poder hacerlo tanto en una dirección como en otra, quiero decir que el intérprete ha de poder decodificar los mensajes que genere el emisor en cualquiera de las dos lenguas y verterlos en la otra lengua con soltura tal que garantice una comunicación satisfactoria para ambos interlocutores.
De ahí la necesidad de que, por un lado, el intérprete no sólo maneje y conozca los recursos de la lengua española para entender lo que se le dice en la misma antes de verter los mensajes de que se trate a la LS, sino también para verter los mensajes que los sordos intenten transmitir en LS en un español que resulte comprensible para el oyente y en un nivel de lengua adecuado a la circunstancia comunicativa en que se encuentre tanto en un caso como en otro.
Y, de otro lado, consecuentemente con lo anterior, el intérprete también ha de conocer a la perfección la LS, para ser capaz de entender lo que dice la persona sorda y transmitirlo adecuadamente, así como para no desvirtuar los contenidos de los mensajes que fueron dados en lengua española al verterlos a la LSU.
Sin embargo, lo dicho anteriormente podría llevarnos a adherir a una creencia muy generalizada que supone que no existen diferencias entre la interpretación directa del español a la LS y la interpretación inversa, de la LS al español (entendiendo, claro, que para el intérprete, salvo casos excepcionales, la lengua de señas es una lengua extranjera y su lengua materna es el español). A este respecto vale citar a Beeby (1996) que nos dice, cito:”El público no especializado no distingue entre la traducción hacia una lengua extranjera o desde la lengua extranjera y cree que el traductor no tendrá problemas de direccionalidad”. Ser conscientes de esta situación no siempre se da una simetría lingüística al interpretrar ambas lenguas, nos ha hecho comprender que, para salvar algunos problemas de reexpresión que puede traer aparejada la misma, ya en un sentido ya en otro (quiero decir al verter un mensaje del español a la LS o viceversa), hemos procurado que el intérprete de LSU, al finalizar su pasaje por la escuela de intérpretes de CINDE haya alcanzado al menos los siguientes objetivos:

Comprender las etapas básicas del proceso interpretativo a saber: comprensión de lo que dice el EMISOR, desverbalización de ese mensaje y reexpresión en la lengua de llegada del RECEPTOR, así como la ineludible etapa de verificación o evaluación. Como queda dicho no alcanza con la mera comprensión de estas etapas sino que en la mente del aprendiz de intérprete este proceso debe llegar a ocurrir instantáneamente a partir de la práctica permanente de la interpretación en una y otra dirección (de la lengua oral a la lengua de señas y viceversa) lo que garantizará una verdadera interpretación que satisfaga las necesidades comunicativas, tanto de los sordos como de los oyentes en todas y cada una de las circunstancias comunicativas en que requieran de los servicios profesionales de un intérprete
Alcanzar un alto nivel de lo que podríamos llamar “comprensión lectora”de los mensajes que los emisores de las dos lenguas puestas en contacto pretendan transmitir en el acto de enunciación. O, dicho en otras palabras, qué quieren decir y con qué intención lo hacen, tanto los sordos como los oyentes cuando hablan.
Saber “producir textos”en la lengua de llegada que habla el RECEPTOR del mensaje y que estos “textos”enunciados ya en LS, ya en español, sean gramaticalmente correctos y pragmáticamente adecuados, que respeten la intencionalidad del EMISOR al enunciarlos y produzcan en el RECEPTOR el efecto deseado por aquél
Para que lo anterior sea posible, en el proceso de formación del intérprete, éste deberá adquirir conocimientos profundos acerca del léxico, la gramática y la sintaxis de ambas lenguas. De esto se desprende que el intérprete ha de conocer las diferencias y semejanzas léxicas existentes entre ambas lenguas en los más variados campos y registros de lengua. Así como las diferencias entre las estructuras gramaticales y sintácticas entre una y otra lengua.
Ha de conocer también el intérprete las diferencias discursivas entre las dos lenguas con el fin de poder generar en su interpretación, tanto en lengua española como en LS, un discurso coherente y cohesionado.
Evidentemente, el intérprete ha de estar familiarizado con diversas tipologías textuales, en especial con los textos pragmáticos en los que predomina la función informativa y los campos y registros propios del mercado laboral y el campo educativo.
Todo lo anterior ha de estar refrendado por un amplio conocimiento de las dos culturas que entran en contacto cuando un sordo y un oyente hablan entre sí a través de un intérprete. Este también ha de ser sensible a las diferencias pragmáticas y semióticas entre ambas culturas.
En otro plano, a su paso por el curso de formación de intérpretes el aprendiz ha de familiarizarse con algunas técnicas básicas de documentación como pueden ser el uso del diccionario, el uso del diccionario de LSU o la construcción de un glosario personal de señas, por ejemplo.
El intérprete ha de adquirir y manejar, además, un metalenguaje que le permita hablar acerca de su propia profesión con la debida propiedad.
De suyo, es evidente que todo lo anterior no se logrará si no se adquiere una disciplina de trabajo mínima, esto es: participar seriamente en las investigaciones acerca de la LSU que se le proponen como parte de los cursos o en las que se desarrollan en CINDE, efectuar interpretaciones regularmente y mantener un contacto permanente con la comunidad sorda, por citar algunos ejemplos.

Después de esto, quien habla se sentiría satisfecho y miraría con cierto aire de suficiencia al imaginario preguntón. Pero éste, no conforme aún, volvería a la carga por última vez con sus cuestionamientos. “Ahora comprendo un poco mejor, pero todavía no me ha dicho usted cómo hacen en CINDE para lograr esos objetivos”.
Y nosotros procuraríamos responderle de la manera que sigue: en CINDE los cursos de formación de intérpretes duran tres años y se accede a ellos luego de dos años previos de estudio de la LSU. En el primer curso, el aprendiz de intérprete debe perfeccionar sus conocimientos sobre la gramática de la LS y la lengua española así como tomar contacto con los diversos tipos de textos que es posible producir en una y otra. Y comprender cuál será su rol y su papel en el acto de comunicación entre sordos y oyentes. En dicho año, se estudia además, lingüística y psicología. En el segundo año de estudios continúa profundizando sus conocimientos de la lengua de señas y comienza a estudiar metodología de la interpretación en busca de elaborar su propio método interpretativo. De otro lado, continúa con sus estudios de lingüística y psicología y comienza a hacer una investigación personal acerca de la LSU. Tiene oportunidad además de realizar prácticas de interpretación en diversos ámbitos. El tercer año es de consolidación y profundización de lo que se ha aprendido en los cursos anteriores. Se procura que el futuro intérprete continúe investigando, ampliando sus conocimientos lingüísticos, realizando interpretaciones con frecuencia y elaborando su método personal de interpretación así como que comience a vislumbrar, a partir de las capacidades que haya desarrollado, un campo de inserción laboral acorde a las mismas. Todo lo que he mencionado se hace en estrecho y permanente contacto con la comunidad sorda, procurando que el aprendiz de intérprete llegue a conocerla en profundidad por haberse insertado en ella. Esto es, breve y sucintamente, lo que se hace en los cursos de formación de intérpretes de CINDE.
Al fin después de tantas palabras y explicaciones, quizá, quien habla se habrá librado del molesto preguntón, y ustedes, respetable público, de mí.
Buenas tardes.

Luis Morales lumox@adinet.com.uy

Volver Arriba

Conclusiones sobre el papel del usuario en una situación de interpretación

Respetar la confidencialidad y la neutralidad del intérprete
En caso de querer criticar al intérprete por su trabajo, primero presentar su crítica directamente al intérprete
Asumir responsabilidades, interrumpir y pedir explicaciones
Conocer las diferentes formas de comunicación
Ser consciente de las diferencias entre la LS y la LO
Ser consciente de y participar en la comunidad sorda
Ser consciente de lo que es un intérprete
Nunca utilizar al intérprete como un libro de apuntes
Nunca utilizar al intérprete como juez y parte
Ser activo y tomar la iniciativa en discusiones
Poder distinguir entre el intérprete en trabajo y el intérprete en privado
Pensar en su vestimenta y actitud cuando va a intervenir en LS y el intérprete tiene que interpretar de la LS a la LO
Requerir que el intérprete esté formado
Saber que una buena cooperación con el intérprete es beneficioso para todos los interesados

Principales conclusiones y recomendaciones

Los grupos de trabajo integrados por las delegaciones, con miembros sordos y oyentes, de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, España, Paraguay, Perú, Venezuela y Uruguay y los organizadores del Programa de Formación para formadores de Intérpretes que se realizó en Montevideo, Uruguay, del 13 al 17 de noviembre de 2001, luego de las sesiones de trabajo y en sesión plenaria llegaron a las principales conclusiones y recomendaciones que se detallan a continuación:

Respetando las características y situación de cada uno de los países participantes, se concluye en primer término que es necesario, prioritariamente:


a. Que la comunidad de personas sordas sea consciente de la importancia de su propia Lengua y de los Intérpretes profesionales
b. Que las asociaciones y federaciones de personas sordas sean fortalecidas en todos los aspectos, por sí mismas y con el apoyo de organismos públicos e internacionales.
c. Que en todos los países se reconozca la Lengua de Señas a nivel oficial
d. Que exista reconocimiento de la profesión y titulación de Intérprete de Lengua de Señas
e. Que exista reconocimiento de la profesión y titulación de Formador de Intérpretes de Lengua de Señas

Y luego , que en el terreno de la capacitación y formación:

§ Que se asigne importancia equivalente a la Lengua de Señas y a la Lengua Oficial del país
§ Que los programas de formación incluyan un estudio sistemático de ambas lenguas
§ Que se estimule y favorezca el afianzamiento de la primera lengua
§ Que se destine mayor tiempo a la investigación lingüística con respecto a la lengua de señas
§ Que la comunidad de personas sordas asume un rol protagónico en los procesos de investigación, junto con los especialistas
§ Que exista un trabajo conjunto entre intérpretes y personas sordas en la formación de futuros intérpretes y de futuros formadores de intérpretes
§ La elaboración, ejecución y evaluación de los programas de formación deben ser conceptualmente interculturales e interdisciplinarios
§ Que los centros de formación de intérpretes intercambien sus metodologías y experiencias dinámicamente
§ Preferiblemente las Federaciones o Asociaciones deberían, en función de su capacidad e interés, liderar los cursos
§ Que existe un set de lineamientos generales para planificar un curso de Lengua de Señas como, por ejemplo: a) objetivos, b) contenido, c) tiempo, d) metodología, e) actividades, f) materiales y recursos, g) evaluación, h) seguimiento y práctica
§ Que los cuatro países que actualmente disponen de cursos de Lengua de Señas y de formación de intérpretes (Argentina, Brasil, Colombia y Uruguay) presten su apoyo a los países que aún no cuentan con estos cursos (Bolivia, Paraguay, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela), para lo cual cada uno de los primeros cuatro designará a dos personas: una oyente y una sorda, expertos en formación, que sirvan como formadores, asesores y consultores de los futuros agentes multiplicadores de cada uno de los seis países. Los criterios para seleccionar a los agentes multiplicadores deberán ser desarrollados. La Federación Mundial de Sordos designará a un experto que será el coordinador de todo este proceso.
§ Los agentes multiplicadores, con la ayuda del experto coordinador, contribuirán al establecimiento de un programa de capacitación en Lengua de Señas y otro de Formación de Intérpretes en cada país. Estos programas podrán aplicarse de forma secuencial (primero el uno y luego el otro) o paralela (ambos programas a la vez, considerando que, por ejemplo, los intérpretes empíricos sean los primeros alumnos de los cursos de Formación de Intérpretes)
§ Los usuarios deben conocer el código ético por el que se rige la interpretación
§ Que la Federación Mundial de Sordos continúe respaldando estos procesos
Asger Bergmann (Entrenador, Dinamarca), Isabel Pastor Villamil (Entrenadora, Uruguay), Asunción Mancebo Barrios (Entrenadora, España)


Volver Arriba

ANEXO

Ministerio de Educación y Cultura de la República Oriental del Uruguay (Ley 17.378)

Reconocése a todos los efectos a la Lengua de Señas Uruguaya como la lengua natural de las personas sosrdas y de sus comunidades en todo el territorio de la República.

PODER LEGISLATIVO

El Senado y la Cámara de Representantes de la República Oriental del Uruguay, reunidos en Asamblea General,

DECRETAN
Artículo 1° - Se reconoce a todos los efectos a la Lengua de Señas Uruguaya como la lengua natural de las personas sordas y de sus comunidades en todo el territorio de la República. La presente ley tiene por objeto la remoción de las barreras comunicacionales y así asegurar la equiparación de oportunidades para las personas sodas e hipoacústicas.

Artículo 2° - En aplicación del artículo 6° de la Ley n° 16.095 de 26 de octubre de 1989, el Estado apoyará las actividades de investigación, enseñanza y difusión de la Lengua de Señas Uruguaya.

Artículo 3° - El Estado promoverá la creación de la carrera de intérprete de lengua de señas uruguaya, de nivel terciario, y los mecanismos necesarios para validar los certificados expedidos o que se expidan por parte de instituciones privadas con relación a esta carrera, tanto como las condiciones de habilitación de los formadores de docentes de la LSU.

Artículo 4° - El Estado asegurará a las personas sordas e hipoacústicas el efectivo ejercicio de sus derechos a la información, implementando la intervención de intérpretes de LSU en programas televisivos de interés general como informativos, documentales, programas educacionales y mensajes de las autoridades nacionales o departamentales a la ciudadanía. Cuando se utilicen la Cadena Nacional de Televisoras será preceptiva la utilización e los servicios de intérprete de LSU.

Artículo 5°- El Estado asegurará a todas las personas sordas e hipoacústicas que lo necesiten el acceso a los servicios de intérpretes de LSU en cualquier instancia en que no puedan quedar dudas de contenido en la comunicación que deba establecerse.

Artículo 6°- El Estado facilitará a todas las personas sordas e hipoacústicas el acceso a todos los medios técnicos necesarios para mejorar su calidad de vida.

Artículo 7° - Todo establecimiento o dependencia del Estado y de los Municipios con acceso al público, deberá contar con señalización, avisos, información visual y sistemas de alarmas luminosas aptos para el reconocimiento por personas sorda e hipoacústicas.

Sala de Sesiones de la Cámara de Representantes, en Montevideo, a 25 de julio de 2001. GUSTAVO PENADES; Presidente, HORACIO D. DATALURDA, Secretario.

Ministerio de Educación y Cultura; Ministerio del Interior, MinisterIo de Relaciones Exteriores; Ministerio de Economía y Finanzas; Ministerio de Defensa Nacional; Ministerio de Transporte y Obras Públicas; Ministerio de Industria, Energía y Minería; Ministerio de Trabajo y Seguridad Social; Ministerio de Salud Pública; Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca; Ministerio de Turismo; Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente; Ministerio de Deporte y Juventud.

Montevideo, 25 de julio de 2001

Cúmplese, acúsese recibo, comuníquese, publíquese e insértese en el Registro Nacional de Leyes y Decretos.

BATTLE, ANTONIO MERCADER, GUILLERMO STIRLING, DIDIER OPERTTI, ALBERTO BENSION, LUIS BREZZO, LUCIO CACERES, SERGIO ABREU, ALVARO ALONSO LUIS FRASCHINI, GONZALO GONZALEZ, JUAN BORDABERRY, OSCAR GOROSITO, JAIME TROBO,





Volver Arriba

* Presidente de la Confederación Argentina de Sordomudos, miembro del Centro Cultural del Sordo.
** Intérprete LSA- español, responsable del Comité Lenguas de Señas de la AATI, Asociación Argentina de Traductores e Intérpretes.

1 CINDE, Centro de Investigaciones y Desarrollo para la Persona Sorda con sede en Montevideo, Uruguay. Juan Cabal 2348 CP 11600 Montevideo. Uruguay, candido@adinet.com.uy
2 Las delegaciones de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, España, Paraguay, Perú, Venezuela y Uruguay.
3 Ministerio de Educación y Cultura
4 Ley que reconoce a todos los efectos a la Lengua de Señas Uruguaya como la lengua natural de las personas sordas y de sus comunidades en todo el territorio de la República. Promulgada el 25/7/01 y promulgada el 31/7/01. Disponible en Anexo
5 KC Copengagen. Kastelvsvej 60 DK-2100 Copenhagen, Danemark, kc@kc.dk

6 Massone, M.I., Simon, M. (1999): El contrato didáctico en el marco de las políticas lingüísticas argentinas, en Skliar, C. (Org.); Actualidad de la Educación Bilingüe para Sordos, Porto Alegre, Editora Mediacao, volumen 1, pp. 57 – 75
7 Famularo, R. (1995): La persona con discapacidad auditiva y el intérprete en la Administración Pública, Buenos Aires, Instituto Nacional de la Administración Pública, INAP, Dirección Nacional de Capacitación, Area Integración y Discapacidad
8 Massone, M.I y Machado, E. (1994) publicado por Edicial, Buenos Aires, 1994, Lengua de Señas Argentina: análisis y vocabulario bilingüe, Buenos Aires, Edicial Universidad. El libro presenta, entre otros temas, la estructuración de la LSA o como dice Machado “la gramática del sordo”.
9 Realizados desde el Instituto de Lengua de Señas, ILSA, de Buenos Aires bajo la dirección de Virginia Domínguez, hija oyente de padres sordos.
10 Curso de Enseñanza de Lengua de Señas Argentina correspondiente al programa de Lengua de Señas Argentina que se está desarrollando en las Facultades de Derecho y de Ciencias Sociales de la UBA a través de las Secretarías de Extensión Universitaria y en la Facultad de Psicología de la UBA, a través del Centro de Estudiantes, así como en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora a través de un convenio entre la facultad y la Asociación de Sordos de Lomas de Zamora. Comunicación escrita de los autores.

11 “Los objetivos, propósitos y fines estatutarios fundamentales que se persiguen son, entre otros, facilitar el acceso a la persona Sorda a la información general y a su formación general por intermedio de un intérprete de Lengua de Señas Argentina; organizar y distribuir un registro de intérpretes acreditado para trabajar con personas Sordas; fomentar entre los afiliados el interés por el estudio de los problemas técnicos y de las relaciones laborales que se vinculan con su tarea específica que hagan posible un mejor entrenamiento y desarrollo profesional en el campo de la interpretación; trabajar coordinadamente con las Asociaciones de Sordos y la comunidad que los agrupa; imponer el respeto mutuo y velar por las normas de ética entre los intérpretes; capacitar a las personas Sordas como instructores de Lengua de Señas Argentina; crear una escuela o instituto de intérpretes de Lengua de Señas Argentina, organizando la carrera profesional conforme a las leyes vigentes, entre otros”. AMILSA, comunicación escrita.
12 Viviana Burad, socia fundadora de AMILSA y actual presidente. Comunicación escrita


13 Formación ofrecida por la Escuela de Lengua de Señas Argentina “José A. Terry ” de la Asociación de Sordomudos de Ayuda Mutua de Buenos Aires
14 Comunicación escrita de las responsables del programa Dra. M.I. Massone y Prof. A. Pranteda
16 Adaptación al portugués del sistema desarrollado por el proyecto SignNet y publicado por la DAC, Deaf Action Committee for Sign Writing Apoio
15 Para recabar mayores datos sobre la situación en Colombia, recomendamos la lectura del artículo de María Margarita Rodríguez Plazas : Servicios de interpretación para personas sordas y sordociegas en Colombia, publicado en Famularo, R.; Reynoso, A. (Editores) (2001): Desde Adentro, La Plata, IPLESA, año 4, número 3, pp. 12 - 25